Seguimos atendiendo urgencias y tratamientos que no deban esperar

Seguimos a disposición de nuestros pacientes para tratamientos urgentes o de patologías en las que no deba retrasarse el tratamiento.

Para mantener la máxima seguridad, se dejará un espacio de tiempo entre pacientes suficiente para poder desinfectar todas las superficies que supongan un riesgo de contagio y ventilar la sala. Además no sé podrá hacer uso de la sala de espera, por lo que se deberá asistir a la hora indicada, ni antes ni después. No se atenderá a pacientes que presenten o hayan presentado en las dos últimas semanas fiebre, tos, dolor de garganta o de cabeza, diarrea, vómitos, pérdida de olfato o gusto o erupciones en la piel y no hayan sido sometidos a pruebas de Covid 19 con resultado negativo, o a personas que en ese periodo de tiempo hayan estado en contacto con personas con los mismos síntomas.

Salvo que se trate de menores o de pacientes que necesiten estar acompañados de otra persona, sólo el paciente podrá acceder a la clínica, siendo obligatorio el uso de mascarilla en todo momento y debiendo desinfectarse las manos o realizar cualquier otra acción preventiva para la que sea requerido.

Por supuesto no se realizarán sesiones de fisioestética, masajes de relajación ni otro tipo de tratamientos que puedan esperar sin que esto suponga peligro de empeoramiento.

Los pacientes que por edad o patologías (cáncer, enfermedades respiratorias, cardiacas, inmunitarias...) presenten un alto riesgo, o aquellas personas que convivan o tengan a su cargo a otras con alto riesgo, deben intentar evitar acudir a la clínica a no ser que sea estrictamente necesario.

Todas estas medidas pueden resultar molestas, pero son necesarias para evitar riesgos innecesarios. Esperamos poder volver a la normalidad lo antes posible pero ahora lo importante es que sigamos conservando la salud, sobretodo de los más vulnerables.

La clínica NO se abrirá en horario habitual y sólo se atenderá con cita previa (por teléfono o Whatsapp). 

Se recomienda realizar los pagos con tarjeta y evitar los pagos en efectivo.